Saltar al contenido

Cómo proteger el WiFi de mi casa

proteger el wifi de mi casa

La ciberseguridad es uno de los aspectos que los profesionales de la informática y las nuevas tecnologías más recomiendan cuidar de nuestra red doméstica.

A día de hoy es común que en todos los hogares haya un router WiFi y esto significa que aunque para nosotros es una gran comodidad, porque podemos conectar cualquier dispositivo al mismo, también supone un jugoso soporte para personas que se quieran conectar de una manera ilegal.

Por eso es necesario que sepamos cómo proteger el WiFi que tenemos en casa y que no queremos que nadie ataque ni robe sin nuestra autorización. ¿Te interesa?

Los 4 pasos para proteger el WiFi de tu casa

Te animamos a que leas con atención cada una de las sugerencias que te proponemos a continuación:

1. Conectarnos al router

Esto es lo primero que debemos hacer, dado que será en el router donde configuraremos todo lo que nos ayudará a proteger la conexión Wi-Fi. Pero antes debemos averiguar la dirección IP del router, dado que la necesitamos para poder entrar en el router.

  • Para descubrirla en Windows pinchamos en Inicio, buscamos “cmd” en el cuadro de búsqueda en el que se indica “Buscar programas y archivos” y lo ejecutamos. Dentro escribiremos “ipconfig/all” y buscamos el campo “puerta de enlace predeterminada”, siendo estas cifras la dirección IP.
  • Si tenemos un Mac vamos arriba a la izquierda al icono de Apple, luego entramos en “Preferencias del sistema”, elegimos “Red” y marcar WiFi en el menú lateral izquierdo. Ahora nos fijamos abajo a la derecha donde indica “Avanzado” y pinchamos. Entre las nuevas opciones que aparecerán nos interesa la pestaña TCP/IP, donde veremos rápidamente la dirección IP del router en cuestión.

Ahora que ya tenemos la dirección IP podemos realizar la conexión al router mediante el navegador web de vuestra preferencia. La dirección IP será como la página web a la que vamos a entrar, por lo que estará precedida de http://. Deberías ver algo parecido a esto:

conectarse al router

Si no sabemos ni el nombre de usuario ni la contraseña que nos pedirán a continuación, podremos conseguir esta información en la parte de abajo del router, en el manual de instrucciones o poniéndonos en contacto con nuestra operadora. En cualquier caso, lo más fácil suele ser mirar físicamente el router, dado que hay pocos casos en los que esta información no está incluida.

2. Cambiar la contraseña

Ya estamos dentro de la configuración del router y lo primero y más sencillo que vamos a hacer es editar la contraseña para poner otra y no dejar la que venía de fábrica.

Es frecuente que la opción de cambiar la contraseña esté en el apartado de Ajustes, Opciones o similar. Con cada router es distinto, pero en general no es algo que resulte complicado encontrar. Como es frecuente, tendremos que introducir la nueva contraseña dos veces a modo de verificación. Deberías ver algo similar a esto:

cambiar contraseña router

Es recomendable que la nueva contraseña que definamos sea muy sólida y virtualmente imposible de adivinar. Para ello lo mejor es combinar letras mayúsculas, minúsculas, símbolos y números. Es mejor que no sea una palabra concreta y, por supuesto, deberíamos tenerla anotada en algún sitio seguro, dado que será muy difícil recordarla.

También podemos cambiar la contraseña del propio acceso al router, lo que tiene mucho sentido, dado que estaremos blindando nuestra red por duplicado. Repetimos todo lo que hemos dicho antes a fin de volver a crear una contraseña muy segura.

3. Configurar el cifrado WPA2

Salvo excepciones es muy común que los routers WiFi vengan configurados con un cifrado seguro, pero no tan seguro como el más eficiente que podríamos configurar.

En este caso es posible que nos encontremos con que está configurado con WPA2, WPA o WEP, pero a nosotros lo que nos interesa es modificarlo con la intención de configurarlo con WPA2-PSK, lo que nos proporcionará la máxima seguridad.

Podremos cambiar esta opción desde el apartado “Seguridad” del menú de opciones del router. ¿Qué ocurre si nuestro router no da soporte a la opción de seguridad WPA2-PSK? En ese caso se recomienda configurarlo con WPA/WPA2-PSK, que se trata de un sistema de cifrado mixto. Lo que nunca es recomendable es optar por WEP, dado que nos deja expuestos a quienes tengan conocimientos para robar contraseñas.

cifrado WPA2

4. Actualizar nombre de la red WiFi

Algo muy básico, pero que al mismo tiempo ayuda a incrementar nuestras defensas. Los nombres predefinidos que vienen con los routers WiFi suelen estar relacionados con el proveedor. Es decir, que las letras de los nombres suelen hacernos pensar en Movistar, Vodafone y tantas otras.

Al dejar el nombre original lo que estamos haciendo ya es darle al hacker que intente robarnos el WiFi una información que le hará su trabajo muy sencillo. Por eso tenemos que editar el nombre desde el menú de configuración del router y poner cualquier cosa que se nos ocurra.

En este sentido, a veces los usuarios son realmente imaginativos con nombres como “NomerobeselWiFi”.

Por cierto, ¿te gustaría localizar y rastrear el móvil de cualquier persona?

👉 Con Geoloc, solo tienes que dar 3 sencillos pasos para localizar cualquier móvil:
  1. Introduce el número de móvil que quieres rastrear
  2. Regístrate con un email y contraseña
  3. Realiza un pago y localiza inmediatamente a la otra persona
¡Localiza cualquier móvil AHORA!
Si tu permanencia aún no ha terminado, entonces te recomendamos Movical, la mejor plataforma de liberación de celulares:
  • Método muy efectivo
  • 100% legal
  • Fácil y cómodo
¡Liberar mi celular AHORA!