Saltar al contenido

Desvío de llamadas

desvio de llamadas

Configurando el desvío de llamadas en nuestro móvil podemos beneficiarnos de distintas ventajas y aumentar la comodidad ante determinados tipos de situación.

Este servicio se activa de manera gratuita en nuestra operadora y se puede activar y desconectar a voluntad en base a lo que necesitamos.

¿Para qué sirve el desvío de llamadas?

Hay distintos usos a los que podemos sacar provecho con el desvío de llamadas. Lo principal es asegurarnos de que no perdemos ninguna llamada que nos hagan mientras estemos ilocalizables con nuestro terminal:

Puede ser porque se nos haya acabado la batería, porque ese móvil no tenga una buena cobertura (aquí puedes ver cómo mejorar la cobertura del móvil) o por muchos otros motivos. Así siempre nos aseguramos de que no hay riesgo y que las llamadas que recibimos llegan a su destino.

Otro contexto de gran comodidad es cuando nos vamos de vacaciones con nuestra pareja y, por ejemplo, no queremos cargar con dos teléfonos, sino que preferimos concentrar todas las llamadas en un mismo número. En general hay muchas oportunidades para que el desvío de llamadas se pueda convertir en uno de nuestros mejores aliados.

Antes de seguir avanzando, para que puedas ir al grano, te facilitamos estos artículos:

Por otra parte, si lo que buscas es gestionar el desvío de llamadas directamente con tu operadora, te recomendamos estos artículos:

¿Qué tipos de desvío de llamadas se pueden configurar?

Una de las ventajas del desvío de llamadas es que podemos configurarlo de distintas maneras, dado que el desvío de llamadas no siempre lo vamos a configurar con el mismo objetivo.

  • Uno de los métodos es que el desvío sea completo, algo que se aplica a esos momentos en los que directamente dejamos el móvil y no queremos llevarlo encima, como decíamos antes en el caso de las vacaciones. Este desvío es absoluto y cubre todas las llamadas que se realicen.

Pero hay otros casos menos absolutos. Por ejemplo:

  • El desvío de llamadas por tiempo de espera. En este caso se desviarán las llamadas que no se respondan en un tiempo especificado por el usuario que suele estar entre los 5 y los 20 segundos.
  • O podemos elegir que los desvíos de llamadas se hagan en aquellos casos en los que estemos comunicando o en los que rechacemos la llamada, lo cual viene muy bien si lo que queremos hacer es redirigir las llamadas de un número que nos esté molestando mucho.
  • Otra de las posibilidades es que el desvío de llamadas se gestione en los casos en los que nos hayamos quedado sin cobertura o cuando el móvil esté apagado.

¿Cómo activar el desvío de llamadas?

Podemos hacerlo a través de nuestro teléfono, principalmente marcando una serie de códigos que nos proporcionan las operadoras, a través del menú de Ajustes o contactando directamente por llamada con la operadora.

En general no es algo que tenga ninguna complicación y si vemos que es demasiado complicado marcar los códigos de activación en el apartado de llamadas de nuestro terminal, lo que resulta más conveniente es que llamemos a la operadora y les pidamos que nos hagan la activación.

El proceso para hacer la desactivación del desvío de llamadas es inverso, así que tampoco os va a resultar ningún tipo de obstáculo. Podemos activarlo y desactivarlo a placer dependiendo de la situación sin ningún límite.

Sobre los costes que tiene el servicio, la activación y desactivación es gratuita, mientras que las llamadas, aunque depende de la operadora, se tarifican con las de una llamada nacional normal. Esto ayuda a que se trate de un servicio muy conveniente que utilizan miles de personas a diario y que ya está entre las soluciones más usadas por quienes prefieren asegurarse de no perder ninguna llamada recibida en sus teléfonos.